Salineras en Ciudadela

 SAL (Cloruro de Sodio) 

El Cloruro de Sodio (Sal) posee más de diez mil aplicaciones y usos en distintos rubros, estos son algunos de los principales usos de la Sal.

Industria Química:  Se utiliza para la fabricación de vidrio, jabón, plástico, papel, pinturas, hule sintético, cosméticos, medicamentos y pilas eléctricas;  tratamiento de aguas, petroquímica, soda cáustica (Se parte de preparados de salmueras de cloruro sódico para obtener el cloro y la sosa cáustica)
El cloro se utiliza para la fabricación de plásticos como el PVC que se utiliza en sanitarios, juguetes, botellas, muebles o estructuras de ordenadores, por citar sólo algunas.
También se emplea en la fabricación de colorantes, plaguicidas, disolventes, medicamentos.
 Por su parte, la sosa cáustica es una base extremadamente importante para la industria química que se utiliza para la producción de papel, aluminio, fibras, textiles, jabones o detergentes, entre otros.
Como materia prima se utiliza en la industria química para la obtención electrolítica del cloro y el sodio, elementos a partir de los cuales se fabrican el ácido clorhídrico, carbonato sódico, sulfato sódico, etc.…

Tratamiento de aguas
En el tratamiento de aguas (ablandador de agua) la sal desarrolla un papel fundamental, tanto en la modificación de la dureza del agua potable gracias a la adición de iones de sodio, como en su papel de desinfectante a través del cloro. El contenido de carbonatos de calcio y magnesio determinan el grado de dureza del agua potable
El cloro, como hipoclorito de sodio se emplea como desinfectante del agua.
En el caso de los Lavavajillas, garantiza un óptimo ablandamiento del agua.  Al ser completamente pura y limpia, asegura la plena eficacia y el mejor mantenimiento del filtro del ablandador de agua de su máquina.


Procesado de metales
En las fundiciones, refinerías y fábricas de metales ferrosos y no ferrosos la sal se utiliza en los procesos de manufactura de materias primas tan necesarias como el aluminio, el berilio, el cobre, el acero y el vanadio, entre otros.

Celulosa
La sal se emplea para blanquear o decolorar la pulpa de madera de la que se extrae la celulosa y que, posteriormente, sirve para diversas aplicaciones industriales de importancia como la fabricación del papel, el rayón o las fibras sintéticas.

Industria textil
Es utilizada en forma de soluciones saturadas (salmueras) para separar los contaminantes orgánicos en las fibras. Además, la sal se mezcla con los colorantes para estandarizar los concentrados y favorecer la absorción de los colorantes para unificar las telas.

Curtidurías
En estas industrias dedicadas a la fabricación de productos en piel (ropa, bolsos, etc.), la sal ha sido tradicionalmente empleada para inhibir la acción microbiana en el interior de las pieles, así como para restarles humedad.

Alimentación Humana:  La sal tiene un papel muy importante en la elaboración de casi todos los alimentos y también es usada en gran escala para la conservación de estos.
La sal es fundamental para resaltar y potenciar de forma natural el sabor de los alimentos.

La sal se agrega a las carnes principalmente como un ingrediente conservante que inhibe el crecimiento bacterias. Panificadoras y productos de panadería y pastelería
Fabricantes de cereales y harinas de trigo y arroz emplean la sal como corrector del sabor.
En la elaboración de estos productos básicos en la dieta como quesos, margarinas, mantequillas o cremas la sal se utiliza para controlar la fermentación y para mejorar el color, textura y sabor de estos preparados.
Conservas, encurtidos, ahumados.
La sal también se emplea como ingrediente en la fabricación de piensos para todo tipo de animales, desde el ganado hasta los animales domésticos.

Antihielo
La sal está relacionada con la seguridad vial: se emplea en la construcción de las carreteras para dar firmeza al terreno y se utiliza para controlar y potenciar el deshielo en calles y carreteras ya que baja el punto de congelación del agua.

La Electrólisis Salina como sistema de tratamiento y conservación del agua de las piscinas y spas
Funciona al instalar el “clorador salino”  diluyendo una cantidad de sal dentro del agua de la piscina.
Este sistema puede aplicarse a cualquier tipo de piscina o spa y también en balnearios, parques acuáticos, lagos, puertos deportivos… Es decir, para cualquier lugar en el que exista la necesidad de una instalación con circuito de depuración. Sus principales ventajas para la salud, el Medio Ambiente y el ahorro.
Para la salud: evita los trastornos oculares y dermatológicos a la par que permite una
doble desinfección
El agua salina inhibe la formación de bacterias y algas, actuando sobre la piel del
bañista como un suave antiséptico natural.

Comuníquenos sus dudas e inquietudes en:

salineralinnierssa@yahoo.com.ar